Jump to Navigation

Awards

 

Distinguished Author & Artist Award, 2014

First Place Award, Great American Song Contest, 2014

Second Place Winner for Poetry

Many Honorary Mentions

Martin, the Brave Prince / Spanish

Martin the Brave Prince

Martín, el Príncipe Valiente

Original Spanish by Silvana Goldemberg

La tía Nati le preguntó:

- ¿Quévas a ser cuando seas grande?

Y Martín se imaginó vestido como un príncipe, cabalgando un blanco corcel, rescatando princesas encerradas en altas torres de un castillo misterioso.

- ¿Por qué no? – pensó Martín y de inmediato se dispuso a ensayar el papel de príncipe. No era cuestión de andar improvisando.

Se vistió con unas calzas  y una capa que sacó del ropero de la mamá, botas del botinero del papá y un cinturón con gran hebilla dorada, donde colgó su espada de madera.

Montó a Tragaleguas, su caballito de juguete y salió en busca de aventuras.

Al llegar a la esquina, un grito lo obligó a frenar su potro, que quedó parado sobre las patas traseras, como los del monumento de la plaza.

De inmediato Martín identificó el pedido de auxilio de una princesa prisionera. En la ventana de un primer piso, dos brazos se agitaban. ¡Y la vio! Era hermosa. En su pelo rojizo lucía un moño azul.

- ¡Por favor! - pedía la joven – ayúdame a abrir la puerta, se me trabó la llave y mi mamá esta en el supermercado.

Martín, como buen príncipe valiente que era, sin dudar, le respondió: - Voy por ti, Alteza. (¿Le habrá dicho Alteza porque estaba en lo alto?)

Decidido, abrió la puerta que daba a los jardines y un animal salvaje saltó a su encuentro. Martín luchó contra la bestia peluda, dientuda y hocicuda, hasta que se oyó la voz de la princesa que rogaba:

- Quieto, Lobo, vaya a la cucha.

Una vez que hubo vencido al monstruo, Martín sacó su espada y se abrió paso por entre la maleza. Sucio, cansado y rasguñado llegó al pié de la ventana donde lo aguardaba la princesa. Se paró haciendo equilibrio sobre el lomo del fiel Tragaleguas y usó las riendas para trepar hacia el balcón de su amada. Ya se sentía atraído por tanta belleza y sabía, porque se lo contaron muchas veces, que en las historias de Príncipes y Princesas, éstos, al final, se casan.

La tomó en sus brazos y con ella upa, se arrojó para caer sobre el césped.

El Príncipe Martín, con expresión satisfecha de Misión Cumplida, llevando a la princesa de auténtico moño azul abrazada a la cintura, cabalgó hasta los confines de su reino, donde lo aguardaba la mamá, para tomar la leche.

Cuando la tía Nati le volvió a preguntar:

- ¿Qué vas a ser cuando seas grande?

El Príncipe Martín le respondió:

- Posiblemente sea un Rey.


Illustrated by Jon Duguy

Available on CD with Audio Book

(c) Silvana Goldemberg

Max Tell is the pseudonym for Robert Stelmach

 



Main menu 2

Page | by Dr. Radut